Sugerencias

Sugerencias principales

Ver todos los resultados de búsqueda

No se encontraron resultados para esta busqueda.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Puedes configurar las cookies en cualquier momento. Consulta nuestra Política de cookies para saber más sobre el uso y los controles de cookies..

Un diagnóstico precoz permite curar el 95 % de los casos de cáncer de piel

10.06.2021

Un diagnóstico precoz permite curar el 95 % de los casos de cáncer de piel

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima en su informe ‘Las cifras del cáncer en España 2021’, que este año, para el conjunto del Estado, se producirán 6.108 nuevos casos de melanoma de piel, el más agresivo de los tumores que afectan a este órgano. En este sentido, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), llama la atención con respecto a que el cáncer de piel es uno de los que «mejores tratamientos tiene». De hecho, un diagnóstico temprano permite que el 95 % de los casos acaben curados.

En este sentido, el Dr. Juan Luis Artola, especialista en Dermatología de IMQ, señala que «tal y como se recuerda desde el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), el 90 % de los cánceres de piel están originados por una sobreexposición solar a lo largo de la vida, sobre todo cuando se es joven. Por ello, por nuestra capacidad para actuar sobre los factores de riesgo evitables, tan directamente implicados en la aparición del cáncer de piel, es tan importante la labor de sensibilización y educación para la salud que se realiza con motivo del Día Europeo de Prevención del Cáncer de Piel, que cada año se celebra el 13 de junio».

Según recuerda el dermatólogo vasco, «es muy relevante saber que el 80 % del daño solar que se produce en nuestra piel, se da antes de cumplir los 18 años de edad. Por ello, la educación y protección de la piel de los más pequeños frente a los distintos tipos de radiación solar, son fundamentales para ayudar a prevenir la aparición de cáncer de piel en el futuro».

En relación a la pandemia de Covid-19, el experto de IMQ destaca que «algunos estudios ya han puesto de manifiesto el descenso en más del 20 % del diagnóstico de melanomas en 2020. No es que se haya reducido su incidencia, sino que los pacientes no han acudido al médico a controlar su piel. Este retraso en el diagnóstico tiene como consecuencia un peor pronóstico en caso de la existencia de un tumor».

Melanoma y no melanoma

El cáncer de piel engloba diversos tipos de tumores. De manera general, existen dos tipos principales; por un lado, «el melanoma, que constituye el 5 % de los casos, reviste mayor gravedad, y a pesar de su menor incidencia, causa el 90 % de los fallecimientos por cáncer de piel». Por otro lado están los tumores conocidos como cáncer cutáneo no melanoma «que engloban básicamente al carcinoma basocelular de afectación local y el carcinoma epidermoide o espinocelular que tiene capacidad de metastatizar. Habitualmente, un tratamiento quirúrgico con márgenes adecuados los resuelve. También existen otros tumores cutáneos menos frecuentes, como son el carcinoma de Merkel, los fibroxantomas atípicos o los angiosarcomas».

Prevención temprana y constante

Una de las características del cáncer de piel lo constituye el hecho de que, en la mayor parte de los casos, el daño de la radiación solar, principalmente la ocasionada por los dos tipos de radiación ultravioleta, aunque también la infrarroja, «no se percibe hasta pasados veinte años de la exposición inadecuada al sol. Por ello, es preciso seguir unas medidas básicas y sencillas de prevención del daño solar desde el primer momento».

El Dr. Juan Luis Artola recuerda la necesidad de controlar la exposición al sol, especialmente en las horas centrales del día, que es cuando la radiación solar tiene una mayor intensidad, (entre las 11.00 h y las 17.00 h). «También es muy aconsejable usar gafas de sol y ropa protectora, como gorras y prendas de manga larga. Por supuesto, la utilización de cremas fotoprotectoras es esencial, como mínimo de factor 30 y, más aconsejable, de factor 50+, utilizadas con abundancia en todas las zonas de la piel expuestas al sol y vueltas a aplicar cada dos horas o después de cada baño, con el fin de mantener un nivel mínimo de filtro solar sobre la piel. Es muy importante no caer en una falsa sensación de protección cuando la crema se ha aplicado hace muchas horas, se ha sudado con abundancia o se ha bañado, ya que el nivel de permanencia de las cremas en la piel se habrá reducido notablemente y, con ello, su capacidad para protegernos de la radiación solar».

Igualmente, desde el punto de vista dermatológico, el experto desaconseja la asistencia a cabinas de bronceado.

Autoexploración y visita al médico

Según concluye el dermatólogo de IMQ, «las autoexploraciones de la piel, preferentemente cada mes, son la primera línea de defensa contra el melanoma. Su realización lleva solamente unos minutos y es necesario explorar todas las zonas del cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, la parte interior de las orejas y otras; la utilización de un espejo de mano puede ser muy útil».

Aspectos como la asimetría de la mancha, lunar o peca, la existencia de bordes irregulares, la presencia de diferentes colores, contar con un diámetro superior a seis milímetros y la rápida evolución de la mancha, pueden ser signos que aconsejen la consulta a un doctor.