Sugerencias

Sugerencias principales

Ver todos los resultados de búsqueda

No se encontraron resultados para esta busqueda.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Puedes configurar las cookies en cualquier momento. Consulta nuestra Política de cookies para saber más sobre el uso y los controles de cookies..

Mayor transparencia y exigencia en la actividad aseguradora para proteger a los consumidores

27.09.2018

Mayor transparencia y exigencia en la actividad aseguradora para proteger a los consumidores

 

IMQ junto con el Colegio de Mediadores de Seguros de Álava y Bizkaia desarrollará hoy, en el auditorio de la Clínica IMQ Zorrotzaurre, una jornada técnica para abordar un tema del máximo interés tanto para los consumidores en general como para las compañías de seguros y los mediadores: la nueva Directiva de Distribución de Seguros y la futura Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados, que introducen cambios importantes en la actividad del sector.

El objetivo fundamental de la nueva normativa es dotar de una mayor transparencia al mercado de seguros con el fin último de proteger a los consumidores, evitando que contraten productos que no sean adecuados para ellos. De este modo, se vienen a aplicar al sector de los seguros los principios que desde hace tiempo se están implantando en el sector bancario a través de la normativa MiFID II. Para conseguir este objetivo de protección de los consumidores se impone la obligación de proporcionar una mayor información previa a la contratación del seguro y que ésta sea clara y comprensible. Al mismo tiempo, se adoptan medidas para que la venta de seguros se realice siempre en beneficio del cliente, evitando los posibles conflictos de interés y ajustando la comercialización al mercado destinatario previamente definido. Periódicamente, las aseguradoras deberán revisar cómo se está distribuyendo cada seguro, y en el caso de que se detecten desviaciones, adoptar medidas correctoras. Ese deber de comprobación de las aseguradoras alcanzará no sólo a las ventas que realicen en directo, sino también a su red de mediadores, lo que obligará a reforzar la comunicación y el intercambio de información entre unos y otros a fin de comprobar que la venta se realiza cumpliendo las exigencias legales.

La normativa incluye novedades importantes dirigidas a elevar el nivel de profesionalidad y competencia de los operadores que intervienen en el mercado de seguros. Así, por ejemplo, los empleados de las entidades de seguros, que hasta ahora quedaban fuera del ámbito de la Ley de Mediación, pasan a estar sujetos al deber de formación y lo mismo cabe decir de los directivos responsables de la actividad de distribución.

En la jornada organizada por IMQ se abordan, igualmente, las novedades en los registros que se deben llevar, el régimen de garantías financieras, y el sistema de infracciones y sanciones establecido.

Aun cuando el Proyecto de Ley se encuentra en fase de tramitación parlamentaria, la Directiva será de aplicación directa a partir del 1 de octubre. Si bien algunos aspectos no serán exigibles hasta que no se apruebe la Ley, otros, como los relativos a la información precontractual, serán plenamente aplicables desde este mismo lunes.